18 ago. 2007

Cascabeles Nocturnos_segunda parte

Hola, soy Xange.
Acabo de venir de una librería (son las 8:30). Bueno si quereis saberlo, el libro que me he comprado......(bueno como muchos que tengo)......Hace referencia a las leyendas de Egipto (los dioses, la cultura, los reyes.....).
Os preguntareis...¿Donde esta Desidia?, y ¿por que no escribe ella?....Es ella quien empezó esto, y simplemente cuando he subido de la biblioteca he visto el portátil encendido (tal vez Desidia ha ido a dar un paseo y seguirá más tarde). Y he dicho, ¿por que no? puede ser divertido, contar todo lo que les ha ocurrido a unas neófitas desde que les dieron el Don Oscuro. La trayectoria de estos últimos dos años.
En realidad no parece que hallan pasado dos años, a mi en algunos momentos me ha parecido una "eternidad". Para que os situéis en estos momentos (10-08-2004) estamos viviendo en uno de los muchos edificios antiguos de Madrid, en el mismo lugar donde nos hicieron.
Si queréis saberlo, nosotras siempre hemos estado juntas. En realidad desde que nos hicieron no nos hemos separado.

Empecemos por el principio de todo, cuando por la mañana éramos mortales y por la noche fuimos inmortales.

Ese día habíamos quedado para ir por la tarde a una exposición de cuadros. Es una de nuestras aficiones, siempre nos gusta visitar exposiciones de artistas que no son conocidos.
Era muy interesante,cuadros de pintores no consagrados pero con gran talento.
Al salir de la exposición ,sobre las 12:30, Desidia y yo nos dirigimos hacia la boca del metro más próxima para llegar pronto a casa. Fuimos por una de las calles que era un gran atajo hacia el metro, ahora muy oscura, y mientras caminábamos estábamos hablando sobre la exposición, pero como siempre, al final acabamos hablando sobre vampiros (sobre todo los de Anne Rice).....No recuerdo muy bien de quien hablábamos pero estoy segura que de Lestat, o Marius (por eso de ser pintor).Pero algo me preocupaba, porque mientras hablábamos sentí que en la calle no se escuchaba ningún ruido:

-Desi.
-Que?
-No notas algo raro?
-No digas eso .....me estas asustando.....
-No en serio algo pasa......La calle esta muy silenciosa
-Anda vamonos antes de que me cage......Mira allí esta el metro.

Entonces aligeramos el paso y llegamos a la boca del metro, pero mientras bajaba las escaleras sentía como que alguien nos seguía, pero luego mire hacía atrás mientras bajábamos las escaleras y no había nadie, no le di importancia, tal vez seria que tenia miedo al estar hablando de vampiros en la calle y de noche, estaría obsesionada.
Mientras esperábamos al tren, seguíamos con nuestra charla. No había mucha gente esperando el tren solo había una pareja, un grupo pequeño de amigos que habían ido a la exposición y un hombre alto que también estaba en la exposición. Le recuerdo bien pues me impacto que tuviera el pelo tan largo, en la exposición solo lo vi de refilón, pero mientras estábamos esperando me di cuenta que llevaba una chaqueta larga y negra (algo raro por ser verano),pantalones negros y el pelo recogido en una coleta. Desidia también se dio cuenta de su presencia en la exposición y mientras esperábamos:

-Viste al hombre que había en la exposición con melena rizada y un abrigo? (dijo ella mirándole de refilón).
-Si, esta ahí esperando el tren (yo seguía mirando hacia el frente para disimular)
-Que pelo más bonito que tiene, a que si?
-Sí, es raro que un hombre se deje una melena..........(la mire con una media sonrisa, y Desidia empezó a reírse picaramente)
-Ese quedaría bien para ser un vampiro (dijo ella mirando de nuevo al hombre)
Desidia y yo siempre hacíamos este tipo de reflexiones, y más si veíamos a un chico con el pelo largo, "quedaría genial de vampiro" o "sería un buen Lestat":
-Ya ves además va con un aire y estilo que le da toda la pinta (dijo Desi)
Y entonces, como siempre empezamos a flipar:
-Y si en realidad es un vampiro? (dije yo)
-Si ......y es un vampiro que le gusta el arte y que ha visitado la exposición igual que nosotras (dijo Desidia en un tono siniestro)

Entonces nos reímos hacia nuestros adentros para que nadie se diera cuenta, aunque pareció por un momento que aquel hombre nos escucho y ahora nos miraba. Pero de repente el tren llego y entramos, el hombre entro en el mismo vagón aunque alejadas de nosotras. Desi y yo estábamos en uno de los extremos del vagón justo al contrario que el hombre:

-Me voy a sentar.........estoy cansada
-Si........es que hemos andado mucho

Dije yo mientras Desidia se sentaba en el suelo. Nunca nos sentábamos en los asientos, porque se los dejábamos a la gente que lo necesitaba más, rara vez nos sentábamos.
Hubo un momento de silencio, y volví la mirada hacía el hombre, pero Desidia enseguida dijo:

-He hecho nuevos dibujos, ya te los enseñare
-Sí, que guay........de que son?. (Miré hacia abajo donde se encontraba Desi y me apoye en una de las puertas del tren).
-Bueno he hecho bocetos para la pagina y también vampiros.......Va! he hecho uno que se parece a Lestat. (dijo, estaba con los brazos estirados sobre las piernas que las tenia encogidas).
-Si........Me lo tienes que enseñar........Yo también he terminado la Akasha y el Enkil,solo me falta entintarlos.....Ah!,y ahora estoy haciendo un Lestat (mire hacia el frente, observando la velocidad del metro a través de las ventanas).
-Que guay.....Me tienes que fotocopiar luego los dibujos (dijo mirando con una sonrisa)
-Claro y te los firmo........(afirme devolviéndole la sonrisa).

Después de un rato, llegamos a la parada y fuimos hacia la salida. Sin darnos cuenta el hombre extraño también bajo en esa parada e iba detrás de nosotras a una distancia prudente y con un paso suave y ágil.
Salimos a la calle ,porque Desidia me quería enseñar donde estaba una tienda que conocía de comics, entonces salimos a una calle con luces de farolas que intentaban parecer antiguas, pero luego nos metimos en una de las muchas callejuelas de Madrid. El hombre también nos seguía por aquellas callejuelas pero esta vez si le sentimos:

-Xange.......el hombre de antes nos esta siguiendo (susurro Desi, para que no nos oyera)
-Ya,ya lo se......Que hacemos? (la mire de reojo asustada ante la situación).

Entonces nos dimos la vuelta pero el hombre no estaba, como si se hubiera esfumado riéndonos:

-Que tontas somos.....y nosotras asustadas (dijo ella aliviada).
-Jo, ya ves pero esque ha estas horas da un poco de cangis (dije yo a Desidia)

Nos dimos la vuelta para seguir nuestro camino, de repente lo vimos delante de nosotras. Pero era imposible, como había conseguido estar delante sin que le viéramos?.
Ahora le veíamos de cerca, sus ojos demasiado claros mirándonos, su pelo ahora suelto y hacia adelante, y quieto como una estatua mirándonos, en realidad lo parecía, ya que su piel era muy pálida.
Nosotras paralizadas por el miedo nos quedamos heladas ante su presencia. Pero él con un gesto rápido miro a Desidia y la ofreció la mano. Desidia con la mirada perdida en sus ojos, puso la mano en la mano pálida de él, entonces me miro a mi y paso su mano por mi cara provocándome así un sueño profundo.